Batería

La nueva batería de conducción de ion litio del taxi eléctrico se ha probado exhaustivamente recorriendo millones de kilómetros en todo tipo de condiciones para garantizar que nunca falle durante toda la larga vida útil del vehículo. 

Hasta 40 unidades de control electrónico individuales realizan paralelamente varias funciones destinadas a maximizar la vida útil de la batería, como el mantenimiento de una temperatura óptima que reduce el desgaste de los componentes tanto a largo como a corto plazo. ​

Su tecnología de vanguardia y un sofisticado sistema de refrigeración también garantizan que la capacidad de la batería se mantenga a un alto nivel, incluso después de años de uso. La tecnología eCity también reduce considerablemente el efecto de envejecimiento que podrían tener las recargas rápidas, hasta el punto de que apenas se distinguen de las recargas lentas.

Como las baterías que no se utilizan van perdiendo gradualmente voltaje con el paso del tiempo, la batería de conducción del nuevo taxi eléctrico se ha diseñado para seguir funcionando incluso cuando el vehículo dependa exclusivamente del ampliador de autonomía. De hecho, sería necesario que el taxi estuviese parado durante un año para que la batería perdiese una cantidad considerable de energía.

Proveedores de clase mundial

LG Chem, el fabricante mundial líder de baterías para vehículos eléctricos, suministra la batería, que ha demostrado soportar todo tipo de perfiles de uso durante muchos años. Esto quiere decir que, independientemente de cómo se usen o recarguen los taxis, el nivel de energía disponible sigue siendo constante sin ningún descenso del rendimiento.

La vida útil de las baterías de LG Chem también se extiende al mitigarse el efecto de envejecimiento que ocasionan las recargas rápidas, en contraposición a las recargas lentas (que, como su propio nombre indica, llevan mucho más tiempo y puede que no sean tan prácticas para un conductor durante su jornada laboral).


Par instantáneo

No hay retraso, ni aceleración ni cambio de marcha, solo un par instantáneo en el momento en que pisas el pedal. El rendimiento entregado es siempre uniforme y no está relacionado con el estado de la carga de la batería o el funcionamiento del extensor de rango de gas, por lo que siempre tendrá una aceleración suave y sin esfuerzo incluso cuando esté completamente cargada.

Construida para durar

La resistente carcasa metálica que rodea a la batería la protege de los daños ocasionados por residuos y golpes, así como de la extracción o retirada a manos de posibles ladrones. Las celdas de la batería también están organizadas en tres «hileras» distintas, lo que significa que pueden seguir funcionando incluso si están dañadas.

Seguridad

Sin equipo especializado y un elevador de vehículo, la extracción de la batería en el taxi eléctrico es virtualmente imposible.

Tranquilidad

Nuestra batería de manejo incluye una garantía global de cinco años sin límite de millas. La garantía de cinco años sirve como aval de disponer de una batería de conducción eficiente y fiable durante la vigencia del contrato.