​THE FUTURE'S ELECTRIC,

THAT'S WHY WE FOCUS ON NOTHING ELSE

A purpose-built factory and headquarters at Ansty spanning 37,000 m2 is a showcase of our commitment to the future of electric vehicles.
At full production, we will be producing 20,000 units a year, and we’ve already produced over 1,000 new jobs, making a hugely positive impact on the local and wider economies.
With dedicated, onsite training facilities, Ansty will not only see us build more vehicles than ever before, but also see more uniquely trained professionals contributing to our engineering and design talent pools.
Built from scratch in just over a year, our state-of-the-art manufacturing plant represents an investment of more than £500 million to date, and a commitment to making the cities of the future a cleaner environment through the electrification of urban transport.

Housing a research and development centre, as well as manufacturing, quality and testing facilities, our new Headquarters became the UK's first plant dedicated entirely to the production of electric propulsion vehicles - and the first manufacturing plant to be built in over 10 years.

Como cabe esperar de un fabricante de vehículos eléctricos de próxima generación, Ansty se ha construido y diseñado para ser ecológica. El agua procedente del tejado y la tierra se recicla, alimentando una red de embalses naturalizados que son el hogar de varias especies, incluidas algunas protegidas en peligro de extinción como el gran tritón crestado. De hecho, así se purifica y recicla toda el agua utilizada en las instalaciones. 

Hemos invertido más de 275 millones de euros en la creación de una fábrica que esté no solo a la altura de nuestra historia, sino también de la que iremos haciendo en el futuro más próximo Aquí llevaremos a cabo estudios de tecnología punta, crearemos los mejores diseños, y fabricaremos una línea de vehículos con emisiones sumamente bajas.

Coventry ha sido el hogar del emblemático taxi negro londinense durante más de 70 años y, aunque no queríamos trasladarnos a ningún otro lugar, era necesario acomodar, literalmente, nuestros planes para los próximos 70 años. Ya es la base de algunos de los fabricantes de vehículos más conocidos del Reino Unido y, junto con su reputación de contar con unos ingenieros de clase mundial, es todo un honor poder llamarlo nuestro hogar y seguir haciéndolo en nuestro brillante futuro.

Greg Clark, secretario de negocio y energía, añadió:

«Nuestros icónicos taxis negros son famosos en todo el mundo. La nueva fábrica de la London Electric Vehicle Company es impresionante y en nuestras instalaciones de I+D se muestran todas las innovaciones que hacen del Reino Unido un líder mundial en el desarrollo de nuevas tecnologías automovilísticas».